Son muchas las patologías en las que se pueden seguir sesiones de ozonoterapia de forma paralela a los tratamientos tradicionales.

Se aplica la ozonoterapia con éxito en el tratamiento enfermedades y de diversas afecciones:

  • Enfermedades reumáticas
    • Artritis
    • Reumatismo articular
    • Ráquis (cervicalgias, dorsalgias)
    • Artrosis (coxartrosis, gonartrosis)
    • Periartitis
    • Túnel carpiano
    • Reumatismo articular
    • Osteoartrosis
    • Tratamiento local de procesos sépticos (osteomielitis)
    • Inflamaciones pélvicas
    • Complicaciones sépticas postoperatorias en fracturas de tibia
    • Osteocondrosis vertebral
  • Cansancio y fatiga crónica
  • Fibromialgia (la finalidad del tratamiento de la Fibromialgia con Ozonoterapia es mejorar los niveles de oxigenación de la masa muscular e interrumpir el círculo vicioso dolor-contractura-dolor habitual en esta enfermedad.
  • Cefaleas
  • Enfermedades vasculares de miembros inferiores.
  • Varices
  • Úlceras diabéticas en miembros inferiores(En este tipo de úlceras en las que suele haber un componente microbiano como falta de oxigenación de la zona ulcerada afectada, el efecto benefactor del ozono en la cicatrización de la herida es muy importante y, a veces, evita amputaciones.)
  • Colitis ulcerosa y Enfermedad de Crohn
  • Hepatitis B y C (pacientes con hepatitis B, tratados con ozono, han visto disminuir sus transaminasas y recuperar sus niveles normales en poco tiempo reduciendo a la mitad su tiempo de reposo absoluto. Indicado también en las Hepatitis C como coadyuvante al tratamiento específico de estas, logrando en muchos casos disminuir el recuento de replicas virales hasta ser indetectable.)
  • Herpes Zoster.
  • Geriatría.
  • Enfermedades Neurodegenerativas.
  • Enfermedad de Parkinson
  • Isquemias cerebrales.(Por el aumento de oxigenación a dicho nivel)
  • Anti-aging (antienvejecimiento) Por su acción es un antioxidante eliminador de radicales libres, mucho más eficaz que las vitaminas, por lo que retarda el proceso de envejecimiento celular. Su efecto revitalizante promueve la recuperación funcional de pacientes afectos por enfermedades degenerativas de diverso tipo, demencia senil, glaucoma, etc., y su poder oxigenante produce un aumento de la capacidad de la sangre para absorber y transportar mayor cantidad de oxígeno a todo el organismo, mejorando la circulación y las funciones celulares en general, por lo que se utiliza en trastornos circulatorios tanto centrales como periféricos. En resumen, la ozonoterapia conduce a una mejoría significativa general de muchos procesos fisiológicos del organismo, mejorando la calidad de vida de los pacientes.
  • Como tratamiento coadyuvante en pacientes que están siendo tratados con Quimioterapia, para minimizar los efectos secundarios de la misma.

Inmunología: Coadyuvante en la radioterapia y en la inmunodeficiencia adquirida.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *