12016Dic
En qué casos resulta útil la ozonoterapia

En qué casos resulta útil la ozonoterapia

Todo el mundo ha oído hablar de la capa de ozono. Es la responsable de protegernos de las radiaciones perjudiciales y ha estado en peligro durante muchos años. Lo que mucha gente no sabe es que el ozono se encuentra a nuestra disposición, aquí en la tierra, como tratamiento novedoso y alternativo en el tratamiento de múltiples enfermedades: se llama ozonoterapia.

¿Qué es la ozonoterapia?

La ozonoterapia es la administración de ozono junto con oxígeno, a mayor o menor concentración, para ayudar a reparar o sanar un tejido dañado.

¿Qué es lo que hace efectiva la ozonoterapia? El ozono es una gas con propiedades analgésicas, antimicrobianas, antiinflamatorias y regeneradoras entre otras, todas ellas sin efectos secundarios, ya que una vez administrado se convierte en oxígeno sin dejar ningún residuo perjudicial en nuestro organismo.

Es compatible con los tratamientos tradicionales, lo que lo convierte en un excelente tratamiento alternativo natural o como aliado en la lucha contra enfermedades graves.

Para qué se utiliza la ozonoterapia

Debido a sus características, la ozonoterapia se puede utilizar para diversos problemas de la salud, entre los que destacan problemas en el aparato locomotor, en tratamientos de estética, trastornos circulatorios, enfermedades como el SIDA, cáncer o incluso Alzheimer.  Aunque su efectividad ha sido muy discutida, ya entre 1915 y 1918 el doctor R.Wolff utilizó la ozonoterapia en la desinfección de heridas sépticas de guerra

Si  la ozonoterapia se puede utilizar en tantos campos distintos, se debe a que su eficacia se basa en la estimulación de los glóbulos blancos, que son las defensas naturales del cuerpo contra agentes externos, aumentando su eficacia ante infecciones o células mutágenas.  En cuanto a los glóbulos rojos aumenta la liberación de oxígeno mejorando la función celular y la circulación en general.

Hay muchas enfermedades consecuencia del  “estrés oxidativo”, si incluimos procesos  fisiológicos y fisiopatológicos. El ozono se convierte entonces en un útil aliado en la lucha contra infecciones microbianas, carcinogénesis (proceso por el cual se produce un cáncer),efectos secundarios de drogas, toxicidad de medicamentos o el envejecimiento.

Debido a la diversidad de patologías a tratar, hay distintas vías de administración de ozono en la ozonoterapia:

  • Hemática o endovenosa: en la que se trata con ozono médico la sangre de un paciente extraída en un ambiente estéril para transfundirla inmediatamente.
  • Agua ozonizada por vía rectal, o por vía local de forma tópica.
  • En forma de infiltraciones de pequeñas concentraciones del compuesto ozono y oxígeno a través de inyecciones subcutáneas, intraarticulares o intramusculares.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *