242015Jul
Las causas de cefalea crónica más frecuentes

Las causas de cefalea crónica más frecuentes

Analizar las causas de cefalea crónica más frecuentes es imprescindible para poder analizar cuál puede ser el diagnóstico más preciso.

La cefalea o dolor de cabeza es un síntoma molesto que a pesar de estar asociado durante décadas a muchas enfermedades, en la mayoría de los pacientes no reviste signos de gravedad. La cefalea tensional es de todos los tipos, la más común.

Aparece como resultado de la contracción muscular en la región del cuello, los hombros y la frente, como consecuencia de  experimentar estrés y ansiedad.

También es importante distinguir la cefalea común de la migraña. En el segundo tipo, las mujeres suelen experimentarla con mayor frecuencia y se caracteriza por 4 etapas o fases, en las que participa el podromo, el aura, el dolor y la recuperación.

Entre las causas de cefalea más frecuentes se encuentra el estilo de vida. Las preocupaciones y tensiones del día a día son las principales culpables de sufrir dolores de cabeza crónicos y repetidos.

Así mismo, en el caso de pacientes que presentan predisposición a esta patología, es importante retirar de la dieta ciertos alimentos excitantes como el café, el té o las bebidas energéticas, que puedan favorecer la aparición de cefaleas.

El factor genético también juega un papel importante. Muchas personas que sufren de dolor de cabeza poseen antecedentes genéticos de parientes que también los padecían. Así mismo, en el caso de las mujeres el ciclo hormonal es fundamental para favorecer la aparición de cefaleas durante la etapa premenstrual o la menopausia.

El tratamiento farmacológico es el más frecuente y en el que la mayoría de pacientes tienen que apostar, cuando desconocen las alternativas de salud más beneficiosas y menos intrusivas.

En este caso, la ozonoterapia se configura como una solución natural y óptima para aquellos pacientes que desean mejorar su sintomatología de dolor de cabeza, sin tener que recurrir en gran medida a fármacos intrusivos.

¿A qué esperas para decir adiós a las cefaleas crónicas?





Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *