262016Feb

Tengo impétigo. ¿Qué puedo hacer?

El impétigo afecta a multitud de pacientes y personas a nivel de la piel, provocando una especie de erupción ampollosa de estética agresiva.

tratamiento-impetigo-ozonoterapia

A priori, por el aspecto que muestran las erupciones, puede parecer una afección de mayor importancia y es causa principal de preocupación para los padres de los niños que lo padecen.

Hay que tener en cuenta que es habitual la presencia de bacterias en la piel. Sin embargo, en ciertas ocasiones de insalubridad, cambios hormonales, inmunitarios, etc. puede ocurrir que ciertos microorganismos de la familia de Streptococcus o Staphylococcus terminen por generar esa infección conocida como impétigo.

No obstante, en adultos también es frecuente que suceda tras infecciones víricas o por contagio tras contacto con una persona infectada.

Aunque en principio el proceso de recuperación no debería ser especialmente complicado, existen pacientes en los que la afección se cronifica y el tratamiento farmacológico no termina de evitar la presencia de infección.

En estos casos, la ozonoterapia resulta especialmente útil para limitar el impacto de las infecciones bacterianas en la piel, disminuyendo su potencial de contagio y mejorando el pronóstico de sanación.

Su poder desinfectante se consigue a través de la molécula del ozono, de enorme poder como agente frente a las bacterias que provocan la afección en la piel del paciente.

Con unas pocas sesiones, los beneficios visuales son más que notables. En la Clínica del Doctor Albors trabajamos en especial, ofreciendo tratamientos de ozonoterapia personalizados y a medida de tus necesidades.




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *